¿Qué precio tiene tu tranquilidad?

by on

“Lo barato sale caro” ¿escuchaste esta frase alguna vez? ¡Es una idea tan cierta que siempre se la explicamos a nuestros clientes: Cuando nos contactan para pedir una habitación “barata” lo primero que preguntamos es ¿qué significa barata?, ¿quiere decir que vale mucho menos que el común de las habitaciones?, ¿que no piden adelantos?, ¿o que piden pocos requisitos para ingresar?

Lo que más nos gusta de nuestro trabajo es ayudar a los viajeros, darles toda la información que necesitan sobre nuestra ciudad y conocer muy bien qué vinieron a buscar, para ayudarlos a vivir la mejor experiencia, sin sobresaltos ni imprevistos. 

Por eso, si buscás algo barato, recomendamos tener cuidado con algunas cosas que son súper importantes:

– ¿Muy barata? Las habitaciones MUY baratas pueden no ser tan lindas como se veían en las fotos por internet.

– ¿Piden pocos requisitos para ingresar? La informalidad y la falta de contrato es arriesgado, de un día para el otro podrían pedirte el doble de dinero por la misma habitación.

– ¿Tiene todos los servicios incluidos? No todo lo que brilla es oro, y hay que tener cuidado con los “adicionales” que pueden aparecer una vez que estés instalado en ese lugar.

Lo que más te recomendamos es que pienses qué necesitás, qué estás buscando y qué te haría falta para sentirte bien en Buenos Aires. Las reglas claras y un buen contrato cuidan a los huéspedes y también a las anfitrionas.

Tu tranquilidad, ¿qué precio tiene? 

You may also like