Gisela Cordier, una anfitriona alemana en Buenos Aires

by on

Gisela llegó a los 9 años a Argentina y vivió mucho tiempo en Bariloche. Como le encanta el turismo, trabajó en hotelería, en agencias y también en una empresa aérea. Hace 6 años tuvo que jubilarse pero tiene muchas ganas de seguir trabajando, por eso desde hace 3 años alquila a través de Spare Rooms Buenos Aires.

“Hace unos años me encontraba en una situación difícil por falta de dinero, entonces busqué alternativas para hacer algo y encontré a Spare Rooms Buenos Aires de casualidad. Conocía esta modalidad por gente que alquila en Europa, pero no sabía que acá era posible».

Hasta ahora alojé a más de 10 huéspedes que se quedan siempre entre 6 o 7 meses, y en algunos casos incluso vinieron sus padres a visitarme.

Al principio lo hacía para tener un ingreso económico, pero ahora disfruto también de la experiencia de compartir y estar acompañada.

Mi idea es ser siempre muy respetuosa con mis inquilinos, es algo que aprendí trabajando en turismo, ser siempre amable, porque ellos pagan
para tener su propio espacio y sentirse bien.

Le recomendaría esta modalidad de alquiler a cualquier persona, porque es una manera de vivir independiente sin tener que presentar garantías ni enfrentar tantos gastos.

También se lo recomendé a mi amiga Susana, que tiene un cuarto y baño compartido, y aunque al principio no se animaba, ahora está feliz.


¡Este es mi trabajo y para mi es algo lindo!

You may also like